Una machada

Una machada, esto de poner los plenos a las 14:30; es un acto de demostración de fuerza, lo que no consigue nuestro equipo de gobierno por la razón que les da el debate público, lo consigue por la mayoría.

Queda claro que no hay ninguna razón para hacer los plenos extraordinarios a esta hora y la disculpa de que el Secretario, si asiste por la tarde no trabaja el día siguiente, tiene poco recorrido. Incluso entendemos que aquellos que sean de puro trámite, como algunos  anteriores, donde no hay nada que explicar o debatir,  se celebren a esa hora.

No podemos hacer mucho más que hacer público nuestro rechazo a este tipo de maniobras, que solo conducen a sembrar dudas y comentarios sobre la realidad de los acontecimientos vecinales. Es ocultar información y aprobar asuntos sin que nadie pregunte, igual que pasa con los plenos ordinarios, sin preguntas ciudadanas, o el reglamento de participación ciudadana, los audios que no cuelgan, la ley de transparencia que no implantan. No es nada más que una forma de no dar la cara, para no tener que explicar las decisiones que toman.

En el pleno de hoy, otra machada. Han aprobado la cesión del polideportivo sin nada que argumentar y con perfil bajito, no quieren discusión, ni argumentos, para eso tienen los votos y la mayoría, todo normal; únicamente que además de tener la mayoría, tienen que hacer las cosas legales y hay aspectos de este contrato y de las cesiones que, presuntamente, no lo son. Se lo hemos advertido varias veces, para que sean conscientes de la decisión que están tomando, pero no hemos sido capaces de escuchar de su voz, ninguna razón para votar a favor de la nueva cesión.

No hay justificación para cambio del gestor actual, y el equipo de gobierno ha manifestado por boca de su portavoz: “no tengo argumentos”.

Sin justificación pueden hacerlo como han hecho hasta ahora, pero cambia algo, todo lo que pasa es público, todo está escrito y grabado en audio.

Hasta hoy pensábamos que eran posible unos objetivos comunes con la cesión de las partes, hoy sabemos que sin argumentos y haciendo las cosas por mayoría será muy difícil llegar a ningún punto en común. Posiblemente es que no hay otra opción, hasta que los vecinos no se den cuenta de qué está pasando y qué ha pasado desde hace muchos años. Ni los que les han votado encontrarán una razón plausible para mantener la situación del polideportivo.

Hoy se aprueba la cesión en base a un informe del Secretario sin firmar, ni registrar, a unos informes de un abogado que no dice su nombre, ni se dedica a esto de la jurisprudencia. Además le ley prohíbe solicitar informes externos sobre procedimientos administrativos locales, se ha votado sobre la base de  un informe de alguien que no puede hacer informes por ser cargo de confianza.  Con un acta de la Junta de Contratación sin firmar por los asistentes y sin registrar y para colmo sin entregarnos. … así hasta el infinito.

Todo el expediente contiene irregularidades, que esperemos no sea la tónica de los expedientes siguientes.

Publicaremos las alegaciones aportadas hoy.

¿Por qué hemos dejado de aprovechar esta oportunidad?  Llegando a un acuerdo con el gestor actual y cancelando  el contrato de mutuo acuerdo, se podría haber realizado un nuevo pliego y concurso en otras condiciones, incluso entendemos que si es una decisión política privatizarlo, que siga privatizado, pero tienen que explicar cuáles son las razones de sacar un concurso más allá de la legislatura que gobiernan

¿De dónde salen los 4.000 euros que tenemos que pagar?, ¿por qué no hay alguna ventaja en los precios de los vecinos que pagan estos 4.000 euros?,  ¿cuál es la razonabilidad de los 100 euros de rebaja por la escuela de fútbol?, ¿cómo se puede cambiar un contrato público si se modifica el precio y los servicios?, ¿cómo se justificó la primera cesión en cuanto a solvencia del contratista actual?

Una de las razones por las que no puede cederse el contrato, es por romper la competencia y este es un caso claro, ¿no puede ser posible que durando el contrato de El Molar, 15 años más que la duración del de La Cabrera, se vaya produciendo un trasvase de los clientes hacia el segundo promovido por el mismo gestor? No pasa nada, dentro de seis años el poli estará para el derribo, no habrá clientes pero seguirán cobrando los cuatro mil euros y una vez finalizado culparemos a los del gobierno actual. Que esperemos estén en su casa contratando asesores con sus ahorros.

Y ahora ¿qué? Nada, cambio de estrategia toca, por su parte y por la nuestra, un paso atrás y pensar e imaginar que puede pasar, porque pasar tiene que pasar algo, este proceso no termina aquí, ahora es cuando comienza, ya que la cesión anterior y la modificación del contrato se han decidido por decreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *