Día Internacional de la Mujer

¿Un mundo sin mujeres? No lo queremos ¿Un mundo donde la mujer no esté valorada? No lo queremos ¿Un mundo donde una persona en sí misma valga más que otra? No lo queremos.

En el día de la mujer, desde Participa La Cabrera, nos situamos en contra de cualquier tipo de discriminación por el hecho de ser lo que uno es, porque el granito de arena que aporta cada persona es fundamental para construir un mundo incluyente en el que nadie quede fuera.

Sin las mujeres es imposible vencer a la ignorancia que tanto mal ha hecho a la humanidad, a un machismo acomplejado que se ha creído superior a medida que ha rebajado a las mujeres a la insignificancia.

Pero es la hora de despertar, de desterrar complejos y de comenzar una nueva era en la que convivir sensatamente. Gracias mujeres, porque sin vosotras el mundo sería mucho más inhóspito. Gracias mujeres, porque hacéis del mundo un lugar mejor.

Ha llegado ese momento de preguntarnos cómo estamos viendo a nuestra semejante, sin dejar pasar el tiempo y pasar a la indiferencia, cerrar los ojos y la boca y decirnos que eso no va conmigo, que no pasa nada, que “eso solo es asunto de mujeres”.

Son asuntos de mujeres, pero estos asuntos nos tocan a todos, porque comprenden nuevos escenarios y formas de entender la realidad, que exigen miradas diferentes para que podamos cambiar nuestros procedimientos, y nos comprometamos así con diferentes prácticas de relación.

Aclaremos que los “asuntos de mujeres” se quieren reducir a los esquemas machistas desde los que está diseñada la sociedad, que no es sino una perspectiva de enfrentamiento y de jerarquía, en vez de una transversalidad construida desde sus integrantes. Lo evidente es que estos últimos años han supuesto avances significativos en la propuesta política de las mujeres en los espacios de poder, controlados históricamente por los hombres. Pero no se trata solo de quitar una pieza y poner otra, sino que lo que hay que cambiar son los esquemas, las maneras de pensar y de vivir.

No es una cuestión de sexo, es de clase social y de educación, de una conciencia común en la que eliminemos el enfrentamiento entre unos y otros. La cuestión ahora debe centrarse en salir de la ignorancia, y en comenzar a construir un derecho, ahora inexistente, que tendrá que venir por la educación, por la construcción del saber. Las capacidades formativas darán mayores competencias a unos y a otras, de tal modo que podamos eliminar los discursos de dominación y sintonicemos nuestras inquietudes abriéndonos a la posibilidad de caminar juntos.

Un regalo de 250.000 euros para la empresa gestora del polideportivo

Si habéis escuchado el audio del último pleno y no habéis entendido nada del debate del polideportivo no os preocupéis estáis igual que nosotros. Es curioso que estando el equipo de gobierno y la oposición de acuerdo en la mejora del centro, no coincidamos para nada tanto en el procedimiento como en los resultados que persigue la inversión.

Hemos aceptado con esfuerzo la inversión municipal por interés público, más que por su justificación, en el contrato entre las partes no figura la posibilidad de que el ayuntamiento realice ni gastos de mantenimiento ni inversiones y de forma periódica se están produciendo los dos conceptos.

Esta situación se produce porque los 4.000 euros mensuales que paga el ayuntamiento no están condicionados en una parte, al mantenimiento de instalaciones ni a inversiones como ocurre con el contrato del molar y otros.

Perdimos la oportunidad de corregir el error inicial al traspaso de gestión el año pasado y hoy nos encontramos ante una necesidad por salvaguardar los intereses de los vecinos a base de primar a una empresa privada, que por otra parte, en el peor de los casos, aunque nadie utilizara las instalaciones por su deterioro, la empresa seguirían percibiendo los 4.000 euros mensuales.

Asumida esta primera decisión después de alegaciones y argumentos en contra, admitimos la segunda que no es otra que enterrar 250.000 € en unas instalaciones que dentro de 5 años más 5 de prórroga, sin gastar dinero en mantenimiento anual, estará en la misma situación de hoy.

Cuando ésta empresa deje el polideportivo, se llevara su inversión ya amortizada y vuelta a empezar, eso si, la siguiente pedirá 800.000 € para quedarse con la gestión.

Con estas inversiones y mediante un contrato de cesión (por parte de la empresa gestora, exigido por nuestro grupo) aun sin redactar, el equipamiento seria propiedad del ayuntamiento desde el momento de su adquisición, pero nuevamente hablamos idiomas diferentes, más del 50% de eso que llaman inversión, son activos inmateriales sujetos a un desgaste del 33 % anual y otros simplemente no son necesarios, además de no estar identificados y metidos sin valoración individual en el cuadro de inversiones.

Proponíamos en una moción del último pleno que esta inversión real que hace el ayuntamiento y la empresa, se sumaran ambas y las dos partes invirtieran en ladrillos y aplicaciones informáticas o bien que según los gestores del polideportivo se recuperarían muchos de los clientes perdidos y otros nuevos con un incremento del nivel de ingresos que únicamente la empresa gestora se vería beneficiada, sirviera para reducir la cuota a los vecinos empadronados.

Surge la polémica en el último pleno, una modificación presupuestaria que no es otra cosa que sacar dinero de una partida de ingresos y llevarlo a otra partida de gastos o inversiones. solamente había que discutir si era urgente para aprobarlo en este pleno dependiendo de donde se aplicaran esos 235.000 euros.

El concejal de deportes asumió su responsabilidad y leyó un documento preparado para la ocasión donde informo que toda la partida era para el polideportivo, no 235.000 €, si no 259.000 € , pero habría una rebaja según los técnicos de 15%, la empresa gestora del polideportivo invertiría una cantidad similar, tenía su palabra de que esa inversión que hacia la empresa se quedaría para el ayuntamiento. No narramos el debate ni los argumentos utilizados para la aprobación de una partida presupuestaria que votamos en contra por varias razones:

• No conocemos el importe, hay estimaciones de los técnicos del ayuntamiento, pero ninguna propuesta de contratistas o proveedores.
• La inversión de la empresa no está detallada y las partidas globales terminan exactas en miles.
• No hay un contrato entre las partes que garantice la inversión a favor del ayuntamiento.
• La inversión de la empresa está formada una parte por activos inmateriales como una aplicación para llevar la gestión del negocio, otras son gastos que se consumirán antes de la salida de esta sociedad de la gestión.
• La inversión en equipamiento no figura el número de unidades, ni marca o característica. El documento soporte es un catálogo de un proveedor, solo un concepto general con importes de 110.000 € , etc. Hasta 203.000 € sin esta suma total.

Como en otras ocasiones, preguntamos que ganamos vecinos y ayuntamiento con esta inversión de 260.000€ . Que gana el ayuntamiento después de hacer la inversión, nada, ni negocia la cuota mensual, ni negocia una distribución de la inversión diferente, tampoco reduce las cuotas de los vecinos. Que ganan los vecinos después de pagar la cuota mensual de su utilización y con sus impuestos los 50.000 €/año más los 260.000 € de la inversión, además de otros gastos como la poda, el agua y otras inversiones, nada, el precio será el mismo que si vives en el Berrueco.

No entendemos si es falta de capacidad negociadora por parte del concejal y equipo de gobierno o si realmente nos hemos perdido algo que no conocemos, incluso hay una clausula en el contrato donde algunos colectivos se verían favorecidos por la utilización de las instalaciones municipales que venimos reclamando desde el comienzo de la legislatura, es tan evidente, que hacen propósito de enmienda, pero dos años después seguimos igual. Parece que equipo de gobierno y empresa gestora fueran lo mismo y la oposición se queda con el papel de contraparte.

Contraparte que no podemos ejercer dado que la comisión de seguimiento aprobada en una moción por unanimidad se ha reunido una vez y la otra comisión de gestión formada por dos miembros del ayto dos de la empresa y el secretario no tenemos constancia ni siquiera de su constitución.

Como hemos repetido en otras ocasiones que fácil es gobernar con mayorías, no hace falta ni encontrar argumentos, hoy no hay argumentos para justificar este gasto, pero hay una diferencia con legislaturas anteriores, existen audios de los plenos y antes o después habrá que cumplir con la ley de transparencia y la información será publica igual que ahora pero no habrá que pedirla, esta ley lleva varios años incumplida por nuestro ayuntamiento.

¿Pasarían los presupuestos de La Cabrera el Test de Turing?

La siguiente entrada tratará de ahondar en la siguiente pregunta: ¿Pasarían los presupuestos de La Cabrera el test de Turing? Para ello utilizaremos las ideas cartesianas de sustancia pensante y sustancia extensa para ver su operatividad en el análisis de un caso concreto.

1. La situación política de La Cabrera, a propósito de Descartes
Analizaremos la situación política de La Cabrera, a propósito del presupuesto aprobado en el último pleno por el equipo de gobierno gracias a su mayoría, utilizando el dualismo cartesiano mente-cuerpo. Descartes considera la mente, o sustancia pensante como la llama él, como lo esencial del ser humano, cuyas características son libertad y voluntad. Pero la mente habita en un cuerpo (sustancia extensa) cuyas características son el volumen y el movimiento que responden a leyes mecánicas. El cuerpo reacciona ante estímulos, es un autómata que responde a programación, mientras que la mente es activa y propone cosas.
Desde esta dicotomía podemos dejar que La Cabrera siga un rumbo mecánico y automático o desde el pensamiento cambiar esta dirección, desde la creatividad y flexibilidad de la que solo es capaz el pensamiento. Por ello se hace imprescindible sentarnos todos juntos y pensar un modelo de municipio hacia el cual queramos dirigirnos para romper esta deriva que lleva a La Cabrera a que se cierren constantemente locales, a que haya un porcentaje elevado de paro, muchos desplazados laborales, disminución de rentas familiares, disminución de la población, carencia de empresas de transformación, debilitamiento del sistema educativo, deterioro del sector inmobiliario…
Necesitamos salir de esta inercia, y esto solo es posible realizarlo desde el pensamiento, ya que la mecánica solo se deja llevar. Descartes mira por la ventana: “Mas he aquí que, desde la ventana, veo pasar unos hombres por la calle: y digo que veo hombres, como cuando digo que veo cera; sin embargo, lo que en realidad veo son sombreros y capas, que muy bien podrían ocultar meros autómatas, movidos por resortes. Sin embargo, pienso que son hombres, y de este modo comprendo mediante la facultad de juzgar que reside en mi espíritu, lo que creía ver con los ojos”. ¿Qué es lo que nos hace realmente humanos? El pensamiento. Son hombres y no autómatas lo que Descartes ve a través de la ventana, porque les supone pensamientos. Pero como si del test de Turing se tratase, ¿Dónde vemos que lo que hay detrás de un cuerpo es una mente, y no son meros autómatas movidos por resortes?

2. Breve introducción a Descartes
Descartes, filósofo francés del S. XVII, se propuso reconstruir todo el edificio de la ciencia, que quedó agonizante después la revolución científica con el cambio de paradigma que situaba a la Tierra como planeta errante. Siglos creyendo una cosa que ahora se mostraba falsa. La cosa es cuestión de método; el método de Descartes se compone de cuatro pasos:
1.- “No admitir jamás como verdadera ninguna cosa que no conociera evidentemente ser tal; es decir: evitar cuidadosamente la precipitación y no comprender en mis juicios sino lo que se presentara tan clara y distintamente a mi espíritu que yo no tuviera ninguna ocasión de ponerlo en duda”
2.- “Dividir cada una de las dificultades que encontrase en tantas como pudiera y fuera necesarias para resolverlas mejor”.
3.- “Dirigir ordenadamente mis pensamientos comenzando por los objetos más sencillos y fáciles de conocer para subir poco a poco hasta el conocimiento de lo más complejo”.
4.- “Hacer en todo enumeración tan completa que estuviese seguro de no omitir nada”.
A través del método, Descartes quiere certeza, pero necesita llegar a algo seguro desde lo que construir un conocimiento firme. Duda de los sentidos, ya que lo que nos ha engañado alguna vez (la Luna que veo no es más grande que un balón); además no puedo saber si ahora mismo no estoy soñando. Por otro lado, no puedo estar seguro que no haya un genio maligno, o el mago Frestón que diría el Quijote, que me hace creer que es realidad lo que no es. Somete Descartes todo a la duda; y en este proceso, cuando parece darse por vencido, le viene una intuición clara y distinta: “me di cuenta de que mientras quería pensar que todo era falso, era absolutamente preciso que yo, que lo pensaba, fuese alguna cosa, y observando esta verdad: pienso, luego existo, era tan firme y cierta que las más extravagantes hipótesis de los escépticos no eran capaces de destruirla, juzgué que podía admitirla sin escrúpulo como primer principio de la filosofía que buscaba”.
Ha dado Descartes con la sustancia pensante, con la mente como evidencia; analizando las ideas que se encuentran en la mente llega a la sustancia infinita (Dios) como garantía de que lo que veo fuera de mí, la sustancia extensa (los cuerpos) existen como los registro en mi mente. El ser humano es sustancia pensante y sustancia extensa, es un cuerpo mecánico que es dirigido desde la mente. Aunque solo vemos un cuerpo, encontramos evidencias de que ese cuerpo no se mueve por pura mecánica, sino que hay una voluntad libre que lo mueve, y eso se puede ver a través del lenguaje, de los gestos y de acciones que rompen la inercia de la pura mecánica.

3. Los presupuestos de La Cabrera analizados desde la dicotomía cartesiana mente-cuerpo
La Cabrera lleva una inercia que la precipita a la decadencia. La Cabrera está funcionando de manera automática. Si hay un socavón en el asfalto se arregla, si surge una necesidad se cubre; y esto está bien, es lo que hay que hacer; pero el problema está en que no hay que hacer solo eso. El ser humano es sustancia pensante (mente) y sustancia extensa (cuerpo), es libertad en lo que respecta al pensamiento y determinación y mecanicidad en el cuerpo. Una cosa lleva a otra; es una cadena donde la primera cosa lleva a la segunda y ésta a una tercera, y así sucesivamente; no hay decisión, solo reacción ante los estímulos que se nos presentan. En cuanto somos cuerpo, éste hay que cuidarlo, hay que tener un municipio arreglado; y en eso el equipo de gobierno parece que hace lo que está en su mano. Pero esto es un automatismo que no está utilizando el pensamiento. La sustancia pensante es activa, es capaz de proponer, decidiendo parar una inercia y embarcarse en un proyecto de reconstrucción desde los cimientos. El pensamiento tiene la capacidad de poner el mundo entre paréntesis y pensar un nuevo modelo que nos saque de la inercia que llevamos.
Para ello nos tenemos que sentar todos, grupos políticos y ciudadanos de a pie, para pensar la situación de La Cabrera, y diseñar un nuevo modelo de municipio desde un análisis exhaustivo de los datos que tenemos, que no son muy halagüeños; pero que por ello nos obliga más que nunca a desarrollar nuestra sustancia pensante e imaginar La Cabrera que queremos. Una Cabrera que no existe sino que hay que pensarla, para después comenzar a tocar todas las palancas necesarias para redirigir la inercia que llevamos.
Los presupuestos pueden ser pensados o ser la realización mecánica de una inercia. Desde unos presupuestos se puede diseñar una comunidad; y sobre los números presentados en el pleno pasado nos podemos preguntar si son unos presupuestos que se dirigen desde el pensamiento, desde un plan, o responden a un automatismo que se repite año tras año. Pero para ello es necesario parar la inercia, sentarse y dialogar. Pero en los presupuestos aprobados “de todo esto no figura nada, dice Pedro Montoya, concejal de Participa La Cabrera, principal partido de la oposición, refiriéndose a las problemáticas de los vecinos sobre el paro, el cierre de negocios… y a las fortalezas de nuestro municipio por su entorno, ofertas hoteleras, gastronómicas, residencias…; estamos hablando de si arreglamos la cornisa o la alcantarilla de no sé dónde, o levantamos la farola el mes que viene”. Si realizásemos el test de Turing a las políticas del Ayuntamiento, solo vemos reacción, mecanicidad, una necesidad que se cubre; no nos encontramos con señales que digan que detrás de lo que vemos hay algo más que una política autómata. “No estamos trabajando a largo plazo, estamos en el día a día” continúa Pedro Montoya en su análisis sobre los presupuestos presentados por el equipo de gobierno. Para salir de esta depresión, el concejal propone “mirar un poco más a largo plazo y hacer un esfuerzo por desarrollar un modelo local”; un giro desde el pensamiento para reorientar la mecánica deprimente a la que nos dirigimos. Y para ello precisamos de un proyecto de municipio que tenga “unos objetivos, un alcance y una planificación”. Desde un modelo global de municipio, podemos tener un criterio para saber, por ejemplo, si una partida de 9.400 euros para turismo está bien o no, si se ha puesto por poner algo o responde a un plan. Si diseñamos un municipio enfocado al turismo rural, ¿es esa toda la inversión en turismo que desde el Ayuntamiento se debe hacer? Hace falta un plan que se haga desde la participación de todos los vecinos para ver qué municipio pensamos.

4. El Test de Turing
¿Piensan las máquinas? Descartes dirá que los autómatas, al no tener sustancia pensante, no son capaces de pensamiento; simplemente se mueven por resortes mecánicos. Alan Turing, el padre de la computación moderna, dirá que da igual si piensan realmente o no, que la cuestión está en si lo parece. Por ello, Turing propuso el test que lleva su nombre, en el cual un ser humano entrevista a una máquina, y si este cree que es inteligente, entonces da igual que l