Agosto Cultural en La Cabrera ¿Reflexionamos?

paleta de colores

 

La novena edición del “Agosto Cultural” en La Cabrera ya está aquí. Desde la Comisión de Cultura de Participa La Cabrera le damos la bienvenida y apoyamos el evento porque creemos que es saludable para el municipio y el conjunto de sus vecinos. Justamente por eso, nos atrevemos a hacer una reflexión sobre el mismo con ánimo de contribuir a mejorar contenidos y objetivos de esta actividad.

En primer lugar, creemos que no está planteado como proyecto y esto constituye un error. Un proyecto bien desarrollado requiere que se incluyan en él indicadores de evaluación o fórmulas que permitirían analizar si se marcha por el buen camino. ¿Cuánta gente participa en las actividades planteadas? ¿Asisten de otros municipios? ¿Tiene valor en el desarrollo turístico? ¿Con qué criterio se fija un presupuesto para esta actividad? O sencillamente ¿Con qué criterio se fija la programación?

El esfuerzo de los técnicos municipales no puede sustituir la necesaria labor política del equipo de gobierno encargado de diseñar los objetivos del proyecto.

La gestión municipal en La Cabrera, en términos generales, adolece de espíritu crítico y mantiene la tendencia a repetir año tras año los mismos esquemas de funcionamiento sin cuestionarse nada, trabaja  como si la sociedad se hubiese detenido en el tiempo y no requiriera de nuevas acciones para promover el desarrollo. La misma publicidad con la que se intenta fomentar la asistencia al Agosto Cultural parece diseñada hace tres décadas, no con espíritu retro sino con espíritu decadente. Quien aprobó esto debe saber que “la forma expresa contenido” y que el “Agosto Cultural” requiere una revisión profunda si se pretende aprovechar el evento como motor en el desarrollo cultural del municipio.

¿Qué debe desarrollar este evento si en él los vecinos participan como meros espectadores? Esta es la primera y necesaria transformación requerida al proyecto.

Debemos considerar la participación de los vecinos como hacedores de su cultura, este debiera ser el pilar troncal de un evento denominado “Agosto Cultural”. El proyecto debe fomentar la participación del conjunto de los vecinos, por ejemplo, ¿No sería viable proponerle al grupo de teatro del instituto su participación? ¿No sería lógico proponerle a la hostelería que con ayuda de la Corporación promueva conciertos de grupos locales o comarcales durante estas fechas? ¿No es de sentido común aprovechar a los vecinos que formaron parte del curso de fotografía anual que se imparte en el CCHH para que expongan su obra durante el “Agosto Cultural”? ¿O contar con el grupo de teatro del municipio o las bandas locales de música sencillamente pidiéndoles colaboración? Si se subvenciona a la Escuela de Música ¿no sería deseable contar con ellos dándoles un espacio de participación?

La Cabrera contó durante muchos años con un grupo de música coral que llegó a tener un nutrido número de participantes,  ¿Y si el Agosto Cultural tuviera entre sus objetivos recuperar esa actividad?

Es necesario plantearse la creación de un mapa de notables, vecinos que por su experiencia y formación en todos los ámbitos tienen mucho que aportar y que seguro estarían encantados de compartir sus conocimientos. Hablo de escritores, escultores, músicos, actores, historiadores, etc ¿No es de sentido común contar con esos vecinos para elaborar una programación con un contenido que no se quede exclusivamente en lo lúdico?

Es fundamental comprender que la cultura no se diseña en un despacho, hay que patear la calle y sobre todo entender que las acciones que se emprenden deben contribuir a promover el desarrollo del municipio y sus habitantes con valores esenciales. La solidaridad, la inclusión, la equidad, etc,  deben constituir la parte esencial en el diseño del proyecto.

Sin entrar a valorar en profundidad el contenido de la programación, que por cierto, es de menor entidad y con menor número de actos que la del pasado año (¿será que ya no estamos en año electoral?), hay un hecho que nos gustaría se considere, proponemos en el próximo agosto cultural, incluir alguna actividad cuyo contenido promueva el conocimiento de la historia del municipio.

Dicen los sabios que un pueblo sin historia es un pueblo sin futuro. ¿No habría entonces que trabajar en favor de facilitar la comprensión, sobre todo entre los más jóvenes, de cómo se llega al municipio que tenemos?

Algo inevitablemente a cuestionar: El Ayuntamiento sigue contando con una empresa encargada de instalar el Mercado Medieval. Este mercado se instauró dentro del agosto cultural por la simple inercia competitiva que se puso en marcha hace ya unos años, entre los ayuntamientos de la zona. Todos querían tener su mercado medieval. Hoy resulta un evento desfasado, solo es trascendente en aquellos municipios que lograron incluir la participación de la artesanía local, pequeños agricultores y de los productores de productos ecológicos. No es este el caso de La Cabrera. El mercado medieval de La Cabrera está formado por un puñado de puestos aportados por la empresa a la que se le contrata el servicio. Si la programación se realizase con juicio crítico alguien tendría que haber revisado este tema.

Cerramos con una última reflexión. No es admisible que se organicen actividades en las que convocamos a los vecinos y vecinas del municipio a participar y para inscribirse tengan que pasar por el ayuntamiento de lunes a viernes en horario de 9 a 15 horas.  Existen infinidad de fórmulas más lógicas para dinamizar las inscripciones, por ejemplo, colgar las bases de la actividad en cuestión en la web y habilitar un correo electrónico. Es una sugerencia, es sentido común.

Lamentamos que no se haya convocado para tratar de forma específica el programa de “Agosto Cultural” a la Comisión Informativa de Educación y Cultura por parte del Equipo de Gobierno pues es en ese ámbito donde Participa La Cabrera como grupo en la oposición podía presentar propuestas constructivas al evento.

Bienvenido el Agosto Cultural, bien hallado el día en que el equipo de gobierno dé un paso al frente y siente bases para la elaboración de un modelo de desarrollo cultural.

Un comentario en “Agosto Cultural en La Cabrera ¿Reflexionamos?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *