Convocatoria de Pleno y Asistencia de Vecinos

Mañana es día de pleno, cada uno de estos días es importante y lleva detrás mucho trabajo por parte de cada grupo político. Primero se debate en comisiones los asuntos que pasarán al pleno.

Una lástima que no puedan asistir los vecinos a esas comisiones. Es donde realmente se conoce la información, se discute y se hacen propuestas, se admitan o no.

El pleno es el máximo órgano de decisión política de los ciudadanos.

Algunas decisiones se toman en Junta de Gobierno, compuesta por los concejales del Partido Popular y otras se toman en la Mesa de Contratación, que está formada por tres miembros del Partido popular, uno del Psoe y uno de Participa. Las contrataciones mayores de 5.000 euros pasan por esta Mesa, informando al Pleno de las decisiones tomadas mediante un acta que confecciona el Secretario del Ayuntamiento.

Las comisiones de Hacienda, Urbanismo y Personal, funcionan de una forma regular, también la Mesa de Contratación, el resto de comisiones, pueden reunirse alguna vez por algún asunto concreto, pero de forma esporádica.

El pleno de mañana, algo desdibujado por los retrasos, el compromiso del equipo de gobierno es celebrarlos el segundo martes de los meses impares, y después por su contenido, puesto que estaba previsto incluir, por parte del grupo Popular: el cierre contable del ejercicio 2016, el inventario de bienes y una moción del Partido Popular sobre DECLARACIÓN INSTITUCIONAL POR EL 28 DE JUNIO, DIA INTERNACIONAL DEL ORGULLO LGTBI (GAY, LÉSBICO, TRANSEXUAL, BISEXUAL E INTERSEXUAL).

Todos estos puntos no aparecen en el orden del día.

La importancia de los plenos para los vecinos, como comentábamos unos párrafos más arriba, es que todos los temas aprobados o rechazados forman parte de la vida diaria de cada uno de nosotros, se aprueban impuestos, ordenanzas, subvenciones, se informa de que se hace con el dinero de los contribuyentes, el alcalde informa de los asuntos de interés que han ocurrido en los dos meses anteriores, la oposición hace preguntas, plantea mociones y hace ruegos para mejorar aquello que les solicitan los vecinos.

Si es importante para los vecinos, también lo es para el alcalde y todos los concejales, después de horas de pensar en mejorar el municipio y discutir la viabilidad de las propuestas e ideas, no hay nada más frustrante que un pleno donde no acuden los vecinos.

Sin la asistencia de los vecinos se pierde el sentido del trabajo, puede parecer que nada importa, que da lo mismo comprar Fonsana o cambiar al jefe de la policía local, aprobar las ordenanzas o subir los impuestos.

Cierto que algunos plenos son a las 8 de la mañana, los extraordinarios y en los que se celebran a horas más llevaderas, los ordinarios, a los vecinos no se les deja participar, ni preguntar, pero de cualquier forma, no asistir a los plenos es renunciar a conocer de primera mano las decisiones que nos afectan en el día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *