Reflexiones sobre el modelo democrático

Comenzamos este artículo admitiendo que ejercer la oposición como mecanismo legalmente establecido de control y fiscalización al equipo de gobierno no es tarea fácil, menos aún en el ámbito de un pueblo pequeño.  Inaugurar una plaza, calle o centro de mayores es un acto alegre y conecta rápidamente con el electorado, se sale en la foto de los medios de comunicación y estos actúan como altavoz de los logros de un gobierno. Preguntar cuánto costó, a quien se adjudicó la obra y si esta era preferente o había otras necesidades , no lo es  tanto , pierde el interés de los medios de comunicación, produce un sinfín de incomodidades a quien pregunta, parece más una intromisión que una obligación.

Si la oposición denuncia que un establecimiento de pública concurrencia, viene ejerciendo una actividad de hostelería durante meses, sin las preceptivas licencias, no hay duda de que está cumpliendo con su cometido, pero el efecto es que la familia afectada muestra su agradecimiento infinito, naturalmente en la urnas, hacia el grupo de gobierno por mirar a otro lado y consentirlo, mientras retira el saludo y con frecuencia cosas más desagradables a quienes lo denunciaron. Con el efecto añadido de que quien gobierna, ya se encarga de vender oportunamente el favor y hacer ver lo malos, malísimos, que son quienes están en la oposición, que podrían hacer que se cerrara el establecimiento.

A mayores, se exige que la oposición se ejerza de manera leal y responsable y ambos conceptos suponen un esfuerzo adicional. Además de difícil de interpretar  y ponemos un ejemplo:

Nuestro ayuntamiento no tiene registrados una serie de inmuebles, entre otros, el propio edificio del ayuntamiento, el Centro Comarcal de Humanidades, etc.,  para cualquier vecino que tenga en propiedad un inmueble, sabe los riesgos que tiene esta situación jurídica. Ante nuestra denuncia de tal situación con bienes patrimoniales no registrados,   el alcalde  contesta que:” lo que quiere la oposición( Participa la Cabrera ) es que el ayuntamiento se gaste el dinero” , la pregunta es ¿de quién es la lealtad y la responsabilidad, ¿ y que ocurre si la responsabilidad es del equipo de gobierno y este no lo registra?  Igual que hicieron tolos los regidores anteriores.

Es evidente que no ocurre nada, igual que no ocurre con mociones aprobadas incluso por unanimidad del pleno. Tendremos tiempo de comentar  que los acuerdos adoptados, suponen un intento por parte del grupo de gobierno de anular de hecho, la labor de la oposición, por el simple procedimiento de olvidar los acuerdos del Pleno.

Idéntica maniobra al no dotarnos de los medios humanos que aseguren la presencia más o menos permanente y en horario matinal de un punto de información y trabajo en el consistorio,

( en nuestro caso ni tan siquiera nos facilitan un espacio físico). La abismal diferencia entre recursos y medios disponibles para los representantes electos, según seas de uno u otro partido, son síntomas de que este juego de apariencias al que llamamos democracia, tiene aún mucho que mejorar.

 

Donde hacer oposición

Pero si importante es como hacer oposición, aunque sea ingrata, tenemos que reflexionar también sobre el lugar donde debe hacerse y adelanto ya, que tal sitio no es otro que la sede municipal y sobre todo en el salón de plenos, lugar que tampoco es muy frecuentado por los vecinos , ya que son pocos los que asisten y muestran un interés real por el conocimiento de la cosa pública, algo que también contribuye a esta ingratitud , aunque es su descargo está el hecho de no admitir preguntas al finalizar el pleno.

Pretender que los concejales salgamos a pregonar estas y otras cuestiones por los bares, no es solo absurdo e ilógico, sino que podría ser hasta ilegal. No descubrimos nada si decimos que lo normal, es que la gente vaya a los bares como lugar de esparcimiento y a pasar un rato con amigos o familiares, intentar entrometerse en estas relaciones para hacer denuncias, críticas o apología política está fuera de todo lugar, para nosotros. Dignificar la política, ahora tan denostada, requiere entender cuáles son los espacios y los tiempos para ejercer esa labor. Pero tampoco hay que olvidar que los concejales tenemos conocimiento por el ejercicio del cargo, de datos que afectan a terceros que tienen carácter reservado o privado, acudir a un bar para airear las vergüenzas de un vecino que no paga los impuestos o contar a quien se le abre un expediente sancionador por realizar una obra ilegal, está claro que transgrede la más elemental legalidad.

Conclusión

La labor de oposición no es simplemente ingrata por haber conseguido menos concejales que los que gobiernan, sino que con frecuencia los es, por la incomprensión de algunos vecinos, que sin interés por conocer su actividad de primera mano, le exigen cosas que no están a su alcance.

No podemos olvidar que la legislación en materia de régimen local otorga a los alcaldes importantes competencias, que les permite tomar decisiones sin que tenga que aprobarlas el pleno  e igualmente recordar, que las corporaciones locales  se rigen por la regla de las mayorías y la oposición, lo es, por estar en minoría.

No va a ser fácil, un injusto sistema legal, una democracia imperfecta, una mayoría absoluta y un pueblo y un ayuntamiento demasiado acostumbrado a estas formas de gobernar, forman parte de las reglas del juego en el que vamos a participar esta legislatura.

Y como buenos jugadores, contamos con una estrategia: la fidelidad a nuestros votantes, la coherencia con nuestros valores, la búsqueda del beneficio público, la transparencia y la participación ciudadana.

Esto acaba de comenzar.

 

 

 

Reflexiones del domingo

Desfase entre lo ideal y lo real

En estos cuatro plenos que llevamos de legislatura se han aprobado ocho mociones

  • Reglamento de participación ciudadana (Psoe)
  • Suelo para Polígono Industrial (Psoe)
  • Grabación y difusión de plenos en audio
  • Fuentes en plazas y zonas deportivas
  • Cooperativas de consumo para productos energéticos
  • Recogida de podas a domicilio
  • Administración electrónica del ayuntamiento
  • Propuesta y estudio de bonificación a empadronados por el uso del polideportivo

Además se han admitido algunos ruegos

  • Llaves de dependencias públicas a Policía Local
  • Plenos extraordinarios a las 19,00
  • Celebrar los plenos en el salón de actos.

Iniciativas

  • Mesa social en favor de la escuela publica

Hemos pensado qué iniciativas proponer,  hemos trabajado los argumentos, hemos debatido en el pleno para que fueran aceptadas, con algunas lo hemos conseguido y han sido aprobadas, otras tantas se han quedado para mejor ocasión.  Ahora ¿qué?

¿Cómo salvar el obstáculo más grande que encontramos? El desfase entre lo real y lo ideal. Entre el ideal al que aspiramos y las dificultades de su realización  ¿Cómo movemos ese aparato administrativo pesado y lento del ayuntamiento? ¿Cómo administramos la energía y las ganas de ponerlas en marcha, la desesperación que nos produce verlas solo en papel?

Es fácil aprobar algo, pero se hace más complejo ponerlo en práctica cuando los medios y recursos son escasos y sobre todo, faltos de voluntad, cuando no hay un equipo de trabajo con planteamientos serios para ejercerlas.

A esta  fecha, algunas de las iniciativas deberían estar en el capítulo de urgentes, por ejemplo la “cooperativa de consumos energéticos”, si se pasa este mes de noviembre, la mayor parte de las compras ya estarán hechas y habremos llegado tarde. Igualmente pasará con la recogida domiciliaria de podas, es en estos meses cuando se necesita este servicio. En este caso no hay nada que planificar ni organizar, el ayuntamiento solamente tiene que cumplir con la ordenanza  nº 20 publicada en la web, con fecha de 2012. Ofrecer las bolsas de basura a los vecinos y establecer un día de recogida, no parece un gran esfuerzo.

La moción del reglamento de participación ciudadana fue aprobada en julio, ya existía un borrador de la legislatura anterior, parecería una tarea fácil pero ni la comisión se ha constituido. Es algo urgente y fundamental.

Todo se hace largo, siempre la misma contestación del equipo de gobierno: ”SI”, esa es la mejor forma para no quedar mal con nadie y tener muchos amigos.  Luego no se hace nada.

Aquí surge una nueva pregunta, en cuatro meses se han aprobado ocho mociones , en un año sería lógico aproximarnos a las veinte , ¿ y luego qué?

En estos meses hemos aprobado las iniciativas del Psoe, y no hemos podido aprobar ninguna del equipo de gobierno del Partido Popular, porque no ha presentado ninguna, a excepción de los presupuestos y el aumento de los gastos del equipo de gobierno, hemos argumentando los motivos, no nos hemos conformado con no aprobarlos.

En cualquier caso, en estos cuatro meses, más que en las dos legislaturas anteriores.

Todo esto no hace más que aumentar la preocupación de hacia dónde nos dirigimos, con problemas permanentes que no parecen tener solución, como ejemplos: una casa de niños en mínimos históricos, un colegio en recesión, unos presupuestos de tristeza y sin ninguna capacidad de despegue, un polideportivo sin futuro, un desarrollo local  sin base ni proyecto, una altísima tasa de paro,  una renta per cápita a la baja, un mercadillo sin puestos, un acto de duelo y solidaridad por los atentados terroristas, sin la presencia de los convocantes, etc.

Pero esto, que no es nuevo, que es lo de siempre, que es lo que tenemos desde hace muchas legislaturas, ahora lo podemos constatar y  lo decimos, lo informamos, y ese es nuestro compromiso, que sirva para algo, se discuta, se debata y deje de ser así, sin más.

Nos sentimos dentro de un mismo proyecto, intentando cambiar las formas hacia planteamientos más profesionales y abiertos, más participativos, somos conscientes de que representamos a unos vecinos que aún tienen esperanzas de que pasemos a estar entre los municipios, que por tamaño y ubicación, lideren el desarrollo de la sierra norte.

Pero será  un camino que requiera la colaboración de todos, incluidos los vecinos.

Tenemos que ser conscientes y conocedores de dónde estamos, tenemos que saber a dónde vamos, tenemos que saber que queremos.

Solamente podemos asegurar que algo tenemos que cambiar.

Un dato positivo: tenemos dinero en el banco. Que no sea una hucha, que nos sirva para crecer.

 

Reflexiones del domingo

El municipio y su Gobierno Local

La  Cabrera,15 de Noviembre 2015

Es en el municipio donde reside la fuerza de los pueblos libres. Las instituciones municipales son para la libertad lo que las escuelas primarias para la ciencia: la ponen al alcance del pueblo, le hacen gozar de su uso pacífico y le acostumbran a servirse de ella. Sin instituciones municipales, en una nación puede darse un Gobierno libre, pero no tendrá el espíritu de la libertad.( Alexis de Tocqueville)

La dimensión institucional de nuestro municipio, la calidad  del mismo, es uno de los factores que sustenta el  desarrollo económico y social. El ayuntamiento de La Cabrera es una “infraestructura social”  que permite un mejor crecimiento, que acentúa  la competitividad  con otros municipios próximos. Un ayuntamiento con calidad democrática, buen gobierno, eficaz en la gestión y con una ciudadanía cívica, son factores que atraen inversiones, personas, negocios y a fin de cuentas, prosperidad y empleo. Todo ello eleva la confianza que los ciudadanos  y empresarios tienen en el sistema institucional. De otra forma, la falta de confianza es claramente un freno un factor negativo para emprender o hacer residir una inversión.

Para que se den estas circunstancias, antes tienen que producirse otras, la figura del alcalde tiene que ser pública y política y dedicarse a ello y a su vez tiene que delegar la mayor parte de sus funciones en sus concejales y hacer grande y extenso el ayuntamiento. A su vez tiene que ser capaz de integrar a la oposición, los empresarios, líderes de opinión vecinal, asociaciones y otros grupos de interés bajo un objetivo común, o lo que es lo mismo, proyectos compartidos, y no nos referimos a proyectos con planos, esos los hacen los arquitectos, los proyectos sociales, económicos, e integradores son proyectos de la sociedad civil, liderados políticamente por la institución municipal.

El primer año de legislatura marca el camino del éxito o del fracaso y el agraciado o el sufridor siempre es el vecino, la institución seguirá funcionando como una machacadora, tiene el aval del gobierno y de la Comunidad  Autónoma. Este camino comienza con la constitución del nuevo ayuntamiento, formado por concejales de uno o varios partidos  políticos, entre ellos eligen al alcalde. Este alcalde representa normalmente a la lista más votada y su responsabilidad y mando no lo pone nadie en duda.

La primera tarea de este Gobierno municipal es elaborar una “hoja de ruta” del mandato que se inicia, esto es, un Plan de Gobierno, un Plan de Actuación municipal o un Plan de Mandato. Este documento es capital para racionalizar el proceso político de toma de decisiones y para enfocar  a la organización, a los directivos y a los empleados públicos en el cumplimiento de tales objetivos. En el Plan de Gobierno o Plan de Mandato se deberán establecer las grandes prioridades políticas del período de los próximos cuatro años. Esto es particularmente importante en un contexto de crisis fiscal con escasez de recursos: habrá que sacrificar unas políticas públicas y dar preferencia a otras. Esta es, en efecto, la esencia de la política.

En democracia quien gana no lo gana todo y quien pierde no lo pierde todo. Este principio exige diseñar la institución  de tal modo que se articulen de forma ordenada las relaciones entre Gobierno y Oposición. De hecho, políticamente hablando, el Ayuntamiento no se configura como una institución con un órgano colegiado (Pleno) y uno unipersonal (alcalde), con división de funciones. La esencia de la democracia es la relación entre mayoría y minoría (Gobierno y Oposición). En consecuencia, el Pleno, en verdad, no controla al alcalde y a su equipo de gobierno, sino que es la minoría quien ejerce tales funciones. Pero no es función de las minorías desarrollar el control de legalidad (para eso ya están los órganos internos y externos habilitados a tal fin), sino ejercer el control político, valorando la oportunidad o conveniencia de las decisiones adoptadas por el alcalde y su equipo de gobierno. El Pleno, en su calidad de órgano representativo, es expresión del pluralismo político y lugar, por tanto, de manifestación de las posibles posiciones de desacuerdo con la mayoría.

En nuestro ayuntamiento nos encontramos con carencias de formalismo  y ética política, como es posible no contestar a los escritos de los concejales de la oposición, hay procedimientos que sería un insulto a la cultura popular, por esta razón no habrán sacado una ley que lo obligue .Tampoco está legislado que cuando hablas de corporación municipal se encuentran incluidos todos los concejales y no sería necesario esperar a un pleno para introducir una moción con la queja. Otro ejemplo es el de hoy mismo, una convocatoria pública en repulsa por el atentado de Paris que ya hemos comentado anteriormente, donde la convoca la corporación pero nada sabe la oposición, etc.

La labor de la Oposición es trascendental en un sistema democrático, tanto por la representación que tiene anudada como por las importantes funciones de control y supervisión de la actuación del Gobierno municipal. La minoría se configura, así, como un necesario freno frente a hipotéticas actuaciones del Gobierno municipal que puedan ser objeto de censura. En todo caso, hay supuestos en los que la democracia (sistema de adopción de acuerdos) exige mayorías cualificadas (siempre excepcionales), lo que puede reforzar el papel de la minoría, y en otros casos la trascendencia de determinados asuntos para el propio municipio exige por la propia Oposición un comportamiento leal y responsable, actuando de conformidad con lo propuesto por el alcalde o su equipo de gobierno. Son los asuntos de “ciudad” o las decisiones estratégicas. En estos casos, el papel responsable de la Oposición (y de la minoría misma) engrandece su papel institucional.

La complejidad  de los asuntos locales en nuestros días requiere, sin duda, de los políticos locales, no solo buena intuición, esfuerzo y dedicación, sino además una correcta comprensión de los problemas sobre los cuales han de adoptar las decisiones políticas, con el objeto de resolverlos. A pesar de que un político local (alcalde o concejal) dedique buena parte de su tiempo al desarrollo de su actividad política, lo cierto es que, dada la limitación de los mandatos, el conocimiento técnico y las competencias de gestión pública que adquiera serán siempre limitados. No es tampoco función de los partidos políticos formar a sus concejales o al personal directivo de confianza en gestión pública. Sin duda un político local tiene el refuerzo de la legitimidad democrática que avala sus decisiones, aunque no las justifica si son equivocadas.

Frente al alcalde, en el Gobierno local está siempre presente la figura del funcionario o del empleado público. Ese planteamiento dual (políticos/funcionarios), sigue marcando la vida institucional del Gobierno local. Los marcos laborales  de ambos colectivos (políticos y funcionarios), sus funciones, así como, sobre todo, su percepción temporal (un mandato frente a la permanencia), conducen a que, en no pocas ocasiones, políticos y funcionarios tengan dificultades reales en hallar puntos de encuentro y, sobre todo, un lenguaje común, a pesar de que ambos colectivos dedican sus esfuerzos al mismo objetivo: servir a la ciudadanía.

 

Conclusiones

  1. Durante el primer año, es crucial que el alcalde y su equipo de gobierno definan la estrategia de todo el mandato (cuatro años). En concreto, se debe definir el proyecto global de municipio que se quiere alcanzar, así como las políticas públicas que se quieren llevar a cabo. Se requiere, por tanto, ya de inicio, estrategia y planificación a largo plazo, asignatura pendiente, repetido en muchas ocasiones pero sin respuesta.
  2. En la elaboración de esta estrategia, el equipo de gobierno local tiene que tener claro que estamos en una época de crisis económico-financiera. Es por este motivo que se deberá evaluar la cartera de servicios que ofrece el Ayuntamiento a la luz de un contexto de escasez de recursos económicos. Sin ninguna duda, es momento para el alcalde y su equipo de gobierno de priorizar actuaciones y políticas públicas.
  3. El alcalde y su equipo de gobierno deben liderar y promover la acción conjunta de todos los actores, políticos, económicos y sociales, para hacer efectivo su modelo de municipio. Es por ese motivo que los políticos locales deben moverse siempre en busca del consenso, la unidad y la integración de todos. Es muy importante tener en cuenta que la Oposición juega un papel determinante en la política local, como instrumento fiscalizador de la acción de gobierno. La oposición no son los que han perdido, más bien los que han ganado pero no gobiernan. Los que perdieron no están representados en la Corporación
  4. Para alcanzar los objetivos que se han marcado el alcalde y su equipo de gobierno (es decir, el modelo de municipio que se desea y llevar a la práctica las políticas públicas diseñadas), es necesario racionalizar y hacer más eficientes la organización y los recursos humanos del Ayuntamiento. En primer lugar, se ha de simplificar la estructura administrativa y crear órganos de gobierno que permitan una visión de conjunto o, mejor dicho, que dirijan el Ayuntamiento de manera transversal y coordinada.

Si somos realistas nada más lejano que la situación actual de nuestro Ayuntamiento  y de nuestro Alcalde, donde cada propuesta o moción cuesta un triunfo plantearla, no digamos nada lo que cuesta llevarla a cabo. Ya tenemos fuentes, dijo el Alcalde en el último pleno.

Que podemos decir de la apertura de los plenos a preguntas de  los vecinos, de la información pública, de los presupuestos participativos, la integración de los vecinos bajo el paraguas de la entidad local. No podemos decir más que no bajaremos los brazos.

 


 

Reflexiones del domingo

Como os dijimos el domingo pasado, hoy toca reflexión o resumen de lo hecho.

Ha sido una semana muy intensa, comisiones, mociones, preguntas para el pleno.

Mucha actividad.

Se recibió la documentación que faltaba de la Mancomunidad de Servicios de Arquitectura y Urbanismo de la Sierra Norte, ya está completo el expediente y se podrá por fin, votar.

El lunes tuvo lugar la comisión de personal. Se nos informó de nuevas contrataciones y ampliaciones de horario, solo información, no sabemos con qué criterios ni por qué a unos sí y a otros no, ni se explicaron las necesidades que hacían necesarias esas contrataciones/ampliaciones.

El viernes la comisión de hacienda, seis meses después de la toma de posesión del nuevo ayuntamiento, quedó constituida. Se avanzó poco, la documentación que se nos presentó, no estaba completa y no todos los asistentes tenían el mismo modelo, para su análisis, del presupuesto. También faltaba el documento de la contabilidad real a junio de 2015, que nos sirviese de guía. Ante la urgencia  del equipo de gobierno de presentar al próximo pleno los presupuestos, se convocó una nueva reunión de la comisión, el lunes.

Se ha solicitado al ayuntamiento diferente documentación, para poder elaborar las mociones y preguntas que se van a realizar en el  pleno ordinario, el próximo día 11. (pendiente de confirmar)

Participa La Cabrera, presenta las siguientes mociones.

1-Adminstracion electrónica del ayuntamiento

Creación de una comisión que estudie y programe la puesta en marcha de la oficina electrónica, que facilite las gestiones administrativas y evite traslados innecesarios  y pérdidas de tiempo en los desplazamientos.

2-Creacion de cooperativa de consumo de productos energéticos

Elaboración de un estudio, para creación de una cooperativa o  grupo de consumo entre los vecinos, que abarate la factura energética.

3-Presupuestos participativos en fiestas e inversiones reales

Participación directa de los vecinos en la partida de festejos y de  inversiones reales, para decidir cómo y en qué, se gasta ese dinero.

4-Ordenanza fiscal 20

Esta ordenanza fiscal, en vigor, trata sobre la recogida de podas y enseres domésticos voluminosos, a domicilio. Exigimos su cumplimiento.

5-Bonificación a empadronados del servicio del polideportivo

Exigencia a la empresa concesionaria de la privatización de la gestión del polideportivo de una rebaja a los empadronados en el municipio, en compensación a algunas de las inversiones  que realiza el ayuntamiento.

6-Supresión de la tasa de apertura a autónomos y pymes

Supresión de la tasa que se aplica a la apertura de nuevos negocios, traspasos, adecuaciones de local, etc. de los mismos.

Proponemos diferentes porcentajes, según la situación del emprendedor.

Las iremos poniendo en la web, para que podáis leerlas en su detalle.

También, vamos a realizar una serie de preguntas al equipo de gobierno:

Grabación de los plenos.

Red Terrae.

Participación ciudadana.

Hotel Huerto de San Antonio.

Salario de un concejal.

Reunión de la Junta de Seguridad.

Si hay prevista alguna actuación, si cambia el modelo de concesión actual con la empresa que gestiona el polideportivo.

Condiciones y criterios para el patrocinio de una publicación sobre el cáncer.

 

Asimismo vamos a realizar dos ruegos. Los podéis ver en la web.

 

Una vez que sabéis qué ha hecho Participa La Cabrera esta semana, solo deciros que el miércoles va a haber pleno, (pendiente de confirmación) que aunque no se puede participar planteando preguntas, como nos gustaría a Participa y por lo que seguiremos luchando, el derecho de los vecinos a intervenir en los plenos, creemos que es bueno asistir, para saber cómo se enfocan y tratan los temas que nos conciernen como vecinos.

De cualquier forma y hasta que cada vecino pueda intervenir, podéis mandarnos propuestas o preguntas, que nosotros las haremos llegar en los plenos al equipo de gobierno.

participa@participalacabrera.es.  Es nuestro correo.

Cuando tengamos la convocatoria oficial del pleno os lo comunicaremos.

Muchas gracias.

 

Reflexiones del domingo

 

Han pasado cuatro meses y un agosto caluroso, dos fiestas patronales, tres plenos ordinarios y dos extraordinarios, parece que han pasado varios años, desde que comenzó esta legislatura y entramos a formar parte de este ayuntamiento.  Somos oposición  y políticos por primera vez, los tres de Participa La Cabrera, somos voluntarios, ninguno tenemos en La Cabrera ni oficio ni beneficio. Al otro lado de la mesa el equipo del Partido Popular, el más joven de los nuestros, era un niño cuando este partido político cogió las riendas del destino de este municipio, pero no toca hoy comparar lo que éramos  con lo que somos  ni lo que seríamos, porque  toca centrarnos, en cuáles son nuestras posibilidades reales de llegar más allá de ser una oposición responsable.

En principio ninguno de los tres (Fernando, Esteban y Pedro), ni estamos ni hemos militando en un partido político, hemos utilizado el tiempo en otras actividades, hoy de repente nos encontramos en medio de un mundo nuevo, donde todo es imagen , postureo , ocupación de espacio del escenario y donde importa más el tono que lo que puedas decir.

Estamos en esa etapa de rodaje autodidacta, no tenemos un partido político que nos forme en este tipo de lucha, cuerpo a cuerpo en los plenos y guerra de guerrillas en los bares y supermercados. Ese concepto de comunicación informal, pero que cala en lo más profundo de la imagen, allí donde cualquier comentario, con o sin razón, llega más lejos que un bando o una noticia periodística del municipio.

Hemos preguntado, consultado, estudiado y aprendido muchos conceptos y nombres para parecer que tenemos el nivel político que nos permita hablar con propiedad. Hace cuatro meses no sabíamos que era una moción, ni siquiera el procedimiento para presentarla, tampoco sabíamos que podríamos hacer por el pueblo desde la oposición, nuestra preocupación era,  no hacer el ridículo en los primeros compases.

Tenemos una posición esquinada entro del mapa político, nadie nos manda desde Madrid si tenemos que estar a favor o en contra de las privatizaciones, la sanidad, o los refugiados de la guerra Siria. Nadie nos indica que mociones tenemos que presentar  o qué estrategia estaría en línea con la filosofía del partido a nivel  nacional, ni podemos aspirar a un puestecito en el partido o que nos liberen para dedicarnos a la política municipal. No tener estos compromisos con nadie nos hace libres, no estamos condicionados, nadie más que los que nos han votado y los que pretendemos que nos voten, ósea los vecinos (empadronados) tienen la posibilidad de juzgar nuestro comportamiento y el cumplimiento de nuestros compromisos.

Esta libertad tiene algunos inconvenientes, no tenemos una estructura pagada por un partido político, ni un departamento jurídico donde pedir asesoramiento, ni siquiera un logo conocido, bueno tampoco secretaria ni sala de trabajo en el ayuntamiento. No tenemos dinero en la agrupación  y si mandamos una carta pagamos el sello, incluso si la entregamos en mano, pagamos el papel.

No tenemos sueldo del ayuntamiento, no cobramos dietas o asistencias a los plenos, ni tampoco la gasolina o el transporte público, si nos desplazamos a una reunión, no tenemos gastos de representación. Total no tenemos ninguna dependencia, ni de nada ni de nadie.

Ninguno de los tres tenemos negocios, ni trabajo en La Cabrera, no tenemos fincas, incluso algunos viven en alquiler  y todos vivíamos en otros sitios y libremente decidimos vivir aquí, hace muchos años. Total, no podemos obtener ningún beneficio por estar en política.

Con estas y otras carencias nos hemos sentado en la mesa donde se decide la política, la economía, los impuestos, la seguridad de los vecinos, etc. Allí donde pasa y se conoce todo lo que ocurre, el mayor centro de información y cotilleo. El único entorno real y verídico, un lugar donde detrás de cada información hay un documento o papel, eso que se llama soporte documental y que suministra la información necesaria para utilizarlo a favor o en contra.

Pues sí, aquí estamos, ni somos del PP, ni del Psoe, IU, ni tampoco de Podemos, esto que parece un problema terminará siendo una ventaja, nuestra indefinición política nos dejará espacio para pensar en los problemas que arrastramos.

Y ahora que? Ahora tenemos que empezar  a demostrar que hay otras formas de gestión, de tomar las decisiones, o simplemente de hacer partícipes a quienes las sufren, nuestro campo es la gestión, la utilización de recursos, el modelo empresarial  y según vaya pasando el tiempo, saldrán a la luz más carencias políticas nuestras y muchas carencias de conocimientos de gestión en el equipo de gobierno actual.

Participa la Cabrera tiene el reto de control y fiscalización del  gobierno local , será curioso ver cómo se comporta el Partido Popular con una oposición diferente a todas las anteriores , sin cauces establecidos,  sin manchas políticas anteriores y eminentemente técnica y profesional. Una oposición que no necesita de la información del ayuntamiento porque conoce las fuentes oficiales, que su puesto de trabajo no depende del estamento público ni de los amigos del partido. Pronto se darán cuenta de que el tratamiento que nos apliquen  no podrá ser el mismo que aplicaron a la oposición (Psoe) durante décadas, no aceptar un gobierno compartido en el mismo momento de la investidura fue un error por su parte, teniendo en cuenta la mayoría absoluta y nuestra falta de experiencia hoy estaríamos entretenidos  en preparar la cabalgata de reyes y la fiesta de disfraces. No darnos una oficina en el ayuntamiento ha sido otro error, no saben qué hacemos y opinamos, ni pueden contrastar posiciones antes de los plenos  y  se termina el  pasteleo que tan buenos resultados les ha dado en épocas anteriores.

Se avecinan tiempos de control, la ley de estabilidad, la obtención del coste de los servicios, la ley de transparencia, la información trimestral a los órganos de control y la apuesta decidida de la administración central por la sociedad civil, serán campos nuevos para todos donde la política se verá reflejada en la gestión y donde habrá información pública exigida por ley. Se terminó la época donde el ayuntamiento no tenía penalización por no presentar las cuentas y se terminó eso de contar al ciudadano lo que quieres porque no tiene fuentes para contrastar la información. Formamos parte de la sociedad de la información de las redes sociales, donde los políticos antiguos se mueven mal a pesar del esfuerzo del partido.

Participa La Cabrera quiere trabajar por La Cabrera sin siglas , sin modelos preestablecidos , pero con la necesidad de la participación de los vecinos, de ahí que estemos a favor de explicar las diferentes situaciones que se producen en la vida pública  y publica, tiene que ser igual a transparente y compartida.

logogrande