Mitos, tradiciones y mentiras

En las pasadas fiestas de San Antonio, los Concejales de Participa asistimos a nuestro primer acto oficial protocolario, la Comida de los Mayores. Confieso que me generaba gran respeto asistir a este evento como Concejal Propositor (nuevo cuño lleno de significación en sustitución de Oposición). Por un lado por mi desconocimiento de la dinámica de este tipo de encuentro en el municipio, por otro, porque nos presentábamos en un acto donde sabemos que la mayoría de sus asistentes no confiaron su voto a la propuesta de Participa. Temí sentirme perdido como hincha del Atleti en medio del Fondo Sur. Me tomé muy en serio el evento, quería estar a la altura de la tradición y dediqué varias horas a practicar el movimiento del paso doble, estaba dispuesto a sacar a bailar a alguna abuela, quería que supieran que somos de este mundo aunque rechacemos las políticas de derecha del PP representado en nuestro municipio por el actual alcalde.

El día D, vestidos para la ocasión, nos presentamos en el polideportivo, fuimos saludando a aquellos que amablemente nos felicitaban por la nueva tarea que nos encomendaron los vecinos a través de las elecciones y adentrándonos en el vetusto edificio que representa el deporte en La Cabrera. Una vez alcanzada la pista que alguna vez quiso ser piscina esperamos que el Alcalde actuara de anfitrión y nos sugiriese un sitio donde sentarnos. Aún esperamos.

Poco a poco las expectativas iban cayendo en picado. Para acceder a la pista se dispone de una única y estrecha escalera, muchos abuelos con problemas de movilidad eran porteados de forma patética haciendo más dura su propia limitación, los servicios distantes a unos 30 ó 40 metros obligan a más escaleras aún, pero ahí estaban nuestros mayores, dispuestos a revivir una vez más las tradiciones como Dios manda, yo mientras tanto, intentaba no enfriar musculatura en mi anhelo de marcarme un pasodoble que me obligara a dar una vuelta al ruedo entre oles y vítores.

Entre biombos, cocineros de una empresa de Guadalajara muy dispuestos preparaban una paella que sería el plato estrella de la velada. No conseguí entender por qué no convocaban a la hostelería local para atender tan magno acontecimiento o por qué los quintos, que estoy seguro hubiesen estado encantados de colaborar, no habían sido convocados en ayuda de los mayores en señal de valoración y reconocimiento de aquellos que contribuyeron a forjar el municipio que hoy disfrutamos. Pero qué esperar, si tampoco estaban presentes los Concejales del Partido Popular, con la salvedad de uno de ellos y de nuestro plenipotenciario Alcalde.

Silencio, habla el Alcalde, agradecimientos varios, palabras generalistas y vacías de contenido que reivindican la tradición del homenaje. Y mi desilusión va en aumento. Una más, y esta no me la esperaba, no me lo habían advertido. Habla el Sr Cura, nada nuevo, palabras conocidas forjadas en dos mil años de historia que no se mueven de la línea, aunque la línea haya desaparecido, acaba con un Padre Nuestro, nos bendice y nos permite comer. Resisto. Tres vasos de tinto de verano sin alcohol me dan el ánimo necesario, apuro el plato de comida, el tiempo pasa deprisa, y ya estoy listo para bailar “agarrao” un pasodoble inolvidable. Miro a mi alrededor tratando de encontrar a esa persona que se ocupará de poner todo en marcha y dar la orden de apartar las mesas para que empiece la fiesta. Fiesta de encuentro y convivencia entre esa generación de final de la guerra y los recientes jubilados ya sea por edad o por esta crisis que dejó tirado a millones de españoles mientras enriqueció como nunca a un puñado de delincuentes. Pero la fiesta no comienza, la fiesta se apaga y la gente empieza a marcharse. Con suerte habrán intercambiado algún saludo con quién se sentó a su lado y poco más. Y yo me avergüenzo.

Como Concejal Propositor no puedo creer que alguien sea capaz de defender este acto sin sentirse medianamente responsable de tamaña MEDIOCRIDAD.

Las tradiciones no son actos de fe, no son dogmas. Comencemos a sostener preguntas, pongamos las cosas en cuestión y atrevámonos a la duda. Porque las cosas no están bien y las tradiciones no dan respuesta.

Empecemos a cambiar o “que Dios nos pille confesados”.

¿Nos darán un local en el Ayuntamiento?

Hemos solicitado en el Ayuntamiento que nos concedan un local en el Consistorio así como que la periodicidad de los plenos pase a ser mensual:

“El grupo de Concejales de Participa La Cabrera solicita del Consistorio conforme al artículo 73 de la LBRL y al artículo 23 de la ROF, la declaración de Grupo Político, y conforme al artículo27 de la ROF la asignación de un local. Siendo por otro lado conscientes, conforme a este mismo articulado, del derecho a solicitar locales municipales para las reuniones que precisen el desempeño de nuestras funciones de representación ciudadana, así como la dotación económica, a que en su caso tuviéramos derecho si de ella hace uso el grupo de gobierno.

Por otro lado le solicitamos, que tal y como recomienda la FEMP, se fije una fecha mensual para la realización de los Plenos Municipales y que estos sean convocados con antelación no menor a una semana para que de tiempo a su público conocimiento y mayor convocatoria contribuyendo de este modo a una mejora en la transparencia de la administración local que preside.

Estos asuntos confiamos en que sean tenidos en consideración y tratados en el próximo pleno.

Con nuestra mayor lealtad institucional y nuestro ánimo y disposición constructiva, reciba un cordial saludo.”

Grabar los plenos

A continuación podéis leer el escrito presentado en el Ayuntamiento donde informamos de nuestra intención de grabar los plenos:

“Nos dirigimos a usted como concejales del grupo Participa la Cabrera, para informarle de nuestra intención de grabar todos los plenos ordinarios y extraordinarios que se celebren en el Ayuntamiento de La Cabrera, con el objetivo de difundir lo que ocurra en dichas sesiones plenarias. Esta pretensión es en favor del derecho a la información de los ciudadanos, y en concreto, de los vecinos y vecinas de la Cabrera, mediante su publicación en la web del ayuntamiento, si esto no fuera posible por alguna razón estudiaríamos otras opciones.

Le trasladamos esta petición puesto que vemos de interés general lo que acontece en estos Plenos, y que es de vital importancia la difusión de esta información a través de la red o cualquier otro medio de comunicación. De esta forma, todos los habitantes de la Cabrera podrán conocer de primera mano los temas que se tratan en nuestro Municipio y crear su propia opinión y juicio al respecto.

Las sesiones del Pleno son públicas y así lo recoge el artículo 227 del Real Decreto 2568/1986 de 28 de Noviembre por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, en su apartado dedicado a la información y participación ciudadana en los plenos de la Corporación. El artículo 20 de la Constitución avala por si sólo el derecho de los ciudadanos “A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión”. Pero además, hay sentencias judiciales que amparan el derecho ciudadano a grabar los plenos. Entre ellas, una sentencia del Tribunal Supremo del 2007 (STS 3468/2007). Este derecho está respaldado también por una resolución del Defensor del Pueblo de junio de 2012 (Número de expediente: 12000513).

No consideramos que la grabación de los Plenos Municipales suponga problema alguno para su normal desarrollo, ni afecte a ninguna persona para la óptima realización de sus tareas. Es por ello que ahora, después de consultarlo con diferentes medios de comunicación y estudiar multitud de información al respecto sobre casos similares en otros municipios, le comunicamos con antelación y por escrito la intención de grabar plenos que por su orden del día nos resulten de interés, para informar a los ciudadanos que por razones de horario, desplazamiento, espacio o accesibilidad en el salón de plenos, no pueden asistir a estos actos.

Creo firmemente que es una sana y loable acción, facilitar y fomentar la participación ciudadana en la vida política de nuestro Municipio y espero que así lo entienda usted y su Equipo de Gobierno. Nuestra intención nunca será crear problemas donde no existen, pero creemos en este derecho de difusión de la información. Creemos en la participación ciudadana en los asuntos de su Ayuntamiento y en trasladar toda la información posible a los vecinos y vecinas de La Cabrera.

A la espera de recibir su contestación, reciba un cordial saludo.”

Constitución Ayuntamiento

Estimados vecinos, queridos amigos, amigas, compañeros y compañeras concejales, Señor Alcalde. Me gustaría comenzar mi primera intervención en este salón de Plenos felicitando a todos los concejales y concejalas que el pasado 24 de mayo fueron elegidos y agradeciendo a todas las personas que hoy han decidido acudir a este acto. Espero que continúen asistiendo y participando en todos los Plenos del Ayto. No debemos olvidar que el origen etimológico de la palabra “Ayuntamiento” está en el vocablo del castellano antiguo, “yuntar”- juntar.

Señor Alcalde, en nombre de Participa la Cabrera, le traslado nuestra felicitación por su nombramiento y el respaldo que su candidatura ha obtenido en las urnas.

Felicitarle por esos 692 votos obtenidos, el 39% del censo electoral y a su vez recordarle que su gestión es para todos. No debe olvidar por tanto que hay 1094 vecinos que no han votado a su formación, un 61% de votantes que también esperan respuesta.

En cuanto al índice de participación este 72,56 % es históricamente el más bajo, hemos perdido un 10 % de participación desde el 2003, más de dos puntos con respecto las pasadas elecciones de 2011. Eso quiere decir que continúa en aumento la desafección a la política municipal y algo no estamos haciendo bien para que entorno a las 500 personas no acudan a votar.

Estos datos no quitan que reconocemos plenamente su legitimidad para gobernar y llevar la iniciativa política pero no obstante creemos pertinente recordar que en un momento de crisis económica, social, ambiental y también de descrédito de la política, tenemos la responsabilidad colectiva de generar consensos y de acercar la política a los vecinos.

Hace unos pocos meses, un grupo de vecinos desalentados por la actual situación económica y social, hastiados por la imposibilidad de ser escuchados e informados por la administración Local, cansados de solicitar un reglamento de participación ciudadana, decidimos fundar una agrupación de participación ciudadana, que nos permitiese formar parte activa de las decisiones de su pueblo. Una agrupación que nos posibilitara formar parte del juego atendiendo a las reglas y normas establecidas. Sin crear revuelo ni efímeras revoluciones, sin llamar de forma ingente la atención, pero siempre con un objetivo común, manifiesto, sensato y evidente.

En ese momento, se lo puedo asegurar a cada uno de los presentes en este salón plenario. Nadie, ni un solo vecino o amigo, ni uno solo, apostaba un céntimo por el éxito de este insólito proyecto donde hay vecinos de todas las tendencias políticas. Sin duda el más representativo de la ciudadanía, el más plural y autónomo de los que concurrieron a las pasadas elecciones.

Hoy, 13 de junio de 2015, yo estoy aquí para hablar en nombre de todos los ciudadanos y ciudadanas que decidieron lanzarse a la calle y apoyarnos el pasado día 24 para hacernos llegar hasta aquí. Hoy, gracias a 372 vecinos, tenemos voz en esta casa del pueblo. Pero no solo ellos, también los que no nos han votado. Una formación dispuesta a escuchar y llevar la voz de la calle a las instituciones pertinentes. Por fin eso ya es posible.

Sin ánimo de extenderme me gustaría exponer, en un día tan importante como hoy, cuáles son los compromisos que nuestra fuerza política adquirió con su programa y cuáles serán, por tanto, las principales líneas que, desde la oposición, vamos a defender los tres concejales de Participa.

Dos ejes principales la PARTICIPACIÓN en las decisiones políticas y la TRANSPARENCIA EN LA GESTIÓN MUNICIPAL.

Un objetivo prioritario bajar el paro de este 34% actual.

-Vamos a realizar una oposición exigente e influyente, cargada de propuestas encaminadas a hacer de la Cabrera un municipio con futuro, solidario, habitable, con buenos servicios públicos y sostenibles. Un municipio participativo y transparente, con medidas concretas como:

* el anuncio de la fecha y hora de los Plenos con al menos una semana de adelanto,

* la grabación de los Plenos y su publicación en la web del ayto para los que no asistan,

* la publicación de las cuentas, los Decretos de Alcaldía y las Declaraciones de los bienes de los concejales.

* La municipalización de los servicios privatizados para mejorar su deteriorada relación precio/calidad.

Asimismo, propondremos medidas concretas para la democratización del ayuntamiento como:

* Plenos mensuales, con ruegos y preguntas de los vecinos

* Un Reglamento de Ordenación y Funcionamiento Municipal moderno, detallado e integrado.

– Vamos a facilitarle la labor de gobierno, pero desde la exigencia de que usted nos facilite la labor de oposición y control.

– Vamos a ser altavoz de quienes ejercen el derecho a discrepar, pero lo vamos a hacer con lealtad y con racionalidad.

Es el momento del compromiso, no sólo para crear empleo sino también para recuperar la confianza de los ciudadanos hacia la Política. Para ganarnos el respeto de quienes nos han votado. Para implicar a todos en la tarea Política y para acometer una verdadera regeneración democrática.

Y eso, señor alcalde, señores concejales, se hace a través de la participación, estableciendo una transparencia radical en las instituciones, dando ejemplo, siendo austeros y realizando una tarea de gobierno y de oposición responsable. Para ello, como les digo, tendrán la mano tendida de los concejales de Participa. Y se encontrarán con una oposición dura en lo político, cuando las decisiones vayan en otra dirección, aunque cordial en lo personal.

Esperamos que sepa administrar su mayoría absoluta y que ésta no se convierta en patente de corso para apartar a quienes tenemos el derecho a discrepar y la obligación de controlar su acción de gobierno. Si vivimos juntos tenemos que gobernar juntos.

Muchas gracias.

Nuestro destino irrenunciable

Nuestro destino irrenunciable

Iniciamos una nueva legislatura, a priori no parece diferente a las anteriores, seguirá gobernado el Partido Popular con el mismo número de concejales y algunos votos más que en la legislatura anterior. La sustitución de tres concejales de Participa por los mismos del Psoe parece un cambio de sillas para continuar igual de bien o de mal .

Ninguno de los tres grupos está contento con los resultados, Participa esperaba esos tres concejales pero arrancando votos al PP no al Psoe, este último ha conseguido una derrota que acarrea dimisiones y no puede estar contento de la interpretación ciudadana con sus esfuerzos a lo largo de estos cuatro años pasados.

El PP que debiera estar contento con su amplia mayoría sabe que no será una legislatura precisamente tranquila por la iniciativa individual, el conocimiento de la administración pública y las finanzas y el seguimiento desde hace años de los acuerdos locales  de los miembro de Participa.

Esto que parece una sustitución es un verdadero cambio en la política local de la sierra Norte, contamos con 22 localidades donde han sacado concejales formaciones ciudadanas , aproximadamente la mitad (41 localidades). Con 57 concejales  el Psoe y 71 estas formaciones ,irrumpen con fuerza contra los partidos tradicionales, superando con amplitud las primeras estimaciones, pasando a ser la segunda fuerza política después del PP si pudieran sumarse sus resultados.

La Cabrera y Bustarviejo son dos localidades de referencia en cuanto al número de concejales conseguidos por una agrupación vecinal y nuevamente tendrían que ser punto de referencia entre las localidades de la Sierra Norte. No deja de ser curioso encontrarnos en este pueblo con un PP que sube su número de votos, casi el único de los 41 municipios y a la vez una formación vecinal con la máxima proyección después de solo unos meses de darse a conocer  y con mucho trabajo. Este es el verdadero cambio, un pueblo que sirve de referencia a una comarca en lo político, esa era la estrategia de Participa, irrumpir desde las instituciones públicas para producir un cambio económico y social, no solo en la Cabrera también en la propia comarca llegando a ser cabecera de la misma.

Las localidades desde Somosierra  a El Vellon necesitan de la Cabrera, tanto por su posición estratégica como por su nivel de población ,tiene que ser quien agrupe, sume, proponga proyectos conjuntos y represente las necesidades de otras localidades desaparecidas de la opinión política . Juntos no somos nada , separados somos aún menos.26.000 ciudadanos  15.700 votos  5403 abstenciones estas son similares a los votos conseguidos por el PP en la comarca 5.513, si sumáramos los emitidos  en blanco y nulos tendríamos otros 900 votos que destrozarían los mejores resultados de la jornada del 22 de Mayo.

Es necesario que cada uno cumpla con su destino, el PP de la Cabrera tiene que encabezar la opción política, participa tiene que encabezar la opción social y económica para hacer de la Cabrera ese punto por donde pasa todo lo que circula norte /sur. Estos resultados nos hacen prever un punto de inflexión en las mayorías absolutas la guerra de guerrillas a nivel local terminara siendo zona de la sociedad civil, la crisis se ha encargado del resto, cada uno primero queremos solucionar nuestros problemas más cercanos y después comienza a tomar forma nuestra posición nacional o comunitaria, donde si contaran los partidos de cobertura mas nacional.

Será Participa el revulsivo de esa sociedad civil adormilada, conformista y pasiva, esperemos que demuestre las ideas e iniciativas que llevaba en su programa (participación y transparencia) dos necesidades sociales para empezar después tendrán que seguir otras.

resultados electorales

¿Qué significará para La Cabrera la presencia de 3 concejales de Participa La Cabrera?

Pasada la resaca electoral y analizados los resultados, Participa La Cabrera ha sido elegida por los vecinos del municipio para que sirva de enlace con el Ayuntamiento. Con mayoría absoluta del PP, nuestra misión pasa por ser la voz y los ojos de los habitantes de La Cabrera dentro de las paredes del consistorio. Y para este propósito, la fuerza del cambio que se ha dejado ver en estas elecciones tiene que estar más viva que nunca, cohesionando nuestro municipio y enlazando todas las iniciativas con el Ayuntamiento a través de los concejales.

El PP, en ningún momento de su campaña electoral, se ha comprometido en abrir los ruegos y preguntas en los plenos, pero los concejales sí que pueden; y por lo tanto, también lo tendrán los vecinos a través de los tres concejales que gracias al apoyo popular ha obtenido Participa La Cabrera.

Esto no ha hecho nada más que empezar, y nuestro trabajo no solo será de puertas hacia dentro del Ayuntamiento, sino que como dijimos antes de las elecciones, uno de nuestros mayores objetivos es construir un tejido social cohesionado. Para ello apoyaremos todas las iniciativas vecinales, las promocionaremos, y les daremos voz en el Ayuntamiento.

Realizaremos asambleas periódicas en las que se analice y debata lo que sale del Ayuntamiento y lo que decidamos, entre todos, lo introduciremos en el debate público. Si queríamos pasar de una democracia representativa a una participativa, no por el hecho de que el PP tenga mayoría absoluta vamos a abandonar este propósito. Si algo caracteriza al espíritu de Participa La Cabrera, es la acción directa de sus vecinos, y eso sigue en pie con más fuerza que nunca, porque además del apoyo de 372 personas, el hecho de que el PP haya obtenido el 54,4% de los votos, significa que casi la mitad de los votantes han apostado por un modelo de gestión diferente (sin contar con el 27,44% de abstenciones). Y esto lo tenemos que trabajar desde hoy mismo. 

Todos los vecinos son bienvenidos a las asambleas que vamos a realizar, y de las que saldrán propuestas que luego se llevarán al Ayuntamiento, y desde las que esperamos que salgan iniciativas que realizaremos desde las plataformas vecinales que queremos impulsar para que La Cabrera no dependa exclusivamente de sus instituciones, sino para que el tejido social empiece a funcionar por sí mismo. Lo importante de La Cabrera son sus vecinos, y son ellos los que deben decidir el rumbo de sus iniciativas. Todo ello lo impulsaremos desde nuestras posibilidades en el consistorio.

Esto acaba de comenzar. Participa La Cabrera es un hecho, y los tres concejales serán un canal entre un ayuntamiento, aun cerrado, y toda la población que quiere un modelo de gestión más participativo y exigente, que aspira a convertir La Cabrera en un espacio de entendimiento. También los concejales llevarán el sentido común al gobierno, solicitando razones y argumentos a todas las propuestas que ellos hagan. Seremos la conciencia del propio gobierno, para que sean un poco más reflexivos en sus actos. Se les exigirá raciocinio en todas las medidas que tomen, y que aquello que hagan sea beneficioso para el municipio.

Tres concejales de Participa La Cabrera en el Ayuntamiento supone una bocanada de aire fresco para una arcaica institución. Seremos transparentes y exigiremos transparencia. 

Pero recordadnos siempre que somos vuestros portavoces, que llevamos vuestra voz desde las asambleas hasta el Ayuntamiento, que los tres concejales forman parte de una comunidad que les apoya. Tres concejales no son nada sin la fuerza que tienen detrás. Lo importante es el equipo de trabajo que se ha formado, para sumar todas las iniciativas populares en favor del desarrollo de un pueblo alegre, cohesionado, participativo, en el que se tenga en cuenta a todos sus vecinos.

Y además, seremos tres Concejales que haremos un profundo ejercicio de pedagogía. Es indispensable ampliar el imaginario, conseguir  que entre todos comencemos a pensar en la necesidad de modernizar las estructuras del municipio, que hablar de participación no es formar parte de la comisión de fiestas. Participar es poder trabajar para el cambio de modelo de desarrollo y gestión y eso hay que explicarlo.

Esto está cambiando y hemos dado un paso gigantesco en un municipio que estaba en situación de coma, para comenzar a revivirlo. Que seamos tres concejales ayudará a tener más fuerza en el consistorio, exigiendo y revisando toda la información de la gestión municipal, llevando a plenos todas las iniciativas que surjan desde las plataformas vecinales y dando vida a un pueblo mudo, que comienza a dar síntomas de querer levantarse de una vez y comenzar a construir un pueblo más dinámico.

También estaremos constantemente recordando al equipo de gobierno que La Cabrera tiene una posición estratégica en la Sierra Norte, y que no podemos permanecer alejados del papel protagonista que tenemos que realizar, y que ello requiere un liderazgo del municipio en su conjunto.

Después de años de silencio en el ámbito público las vecinas y los vecinos de La Cabrera vuelven a tener voz y eso hay que celebrarlo.